viernes, 28 de octubre de 2011

Dolor

Que dolor tan profundo, se esconde aquì en mi alma
pero la vida sigue, y ya no hay vuelta atràs
caminarè por ella, sin ritmo ni compàs
sin tener una meta a la cual hay que llegar
fijando la mirada, perdida hacia la nada,
y tratar de vivir, sin prisas y con calma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario